05 abril 2007

Desconectar


Probablemente, más de uno/a, cuando se acuesta en su cama, lo primero que haga tras cerrar los ojos sea dormirse.

Yo no puedo, me dedico a pensar.

Siempre que intento dormirme, a no ser que tenga mucho sueño, que esté en mi cama, o en algún lugar donde me sienta bien, soy incapaz.

Cualquiera que me vea en el autobús de camino a la universidad bien temprano puede pensar que me he quedado frita, pero no. Aunque tenga los ojos cerrados y los auriculares en mis oídos, no estoy durmiendo, ni mucho menos.

Quizás me dedique a pensar en esos dos lugares porque nadie me molesta, y donde no tengo nada que hacer, ni que me tenga ocupada.

Me cuesta desconectar, olvidarme de todo lo que me ha pasado ese día, o de algo que me haya contado alguna persona y por alguna razón no pueda olvidar, dándole vueltas y más vueltas... Seré mala, pero me da rabia que los demás se queden durmiendo a la mínima, y mientras tanto yo tener que repetirme: "¡venga! que ya es hora de dormir..." o "Ya verás, mañana no habrá quien te levante". Me pone de mala leche, por no hablar de ronquidos ajenos o tic tac de un reloj ^^U

Ojalá todos los días caiga rendida en la cama, o llegue un día en el que me quede dormida en el autobús. Significará que no tengo nada en mi mente, y que me siento bien.

¿Por qué nos empeñamos en buscarle el sentido a aquello que no lo tiene? ¿O en darle vueltas a las cosas, cuando lo único que hacemos así es torcerlas más? ¿Le harás un torniquete a una herida para que así deje de sangrar?

Quizás al día siguiente ni me acuerde de lo que pensé la noche anterior, o lo recuerde como una tontería, pero en ese momento, por algo, no se puede dejar a un lado.

En fin... me voy a "dormir". Prometo volver con un post menos trascendental.

3 comentarios:

Chú dijo...

Yo soy de las que se rallan mucho y tienen muchas cosas en la cabeza, pero que, a no ser que sea algo gordo gordo, consigue desconectar cuando quiere.
A veces pienso que es un mecanismo de defensa. Pero es genial. Y me gusta.

Jony dijo...

Curiosamente el lugar en el que he tenido mayores comidas de cabeza o pensamientos transcedentales ha sido en los viajes en autobus viajando solo.
Eso si, en la cama normalmente duermo como un tronco xD

Lord Derfel Cadarn dijo...

Yo también me rallo en la cama... ya sea por una cosa o por otra, siempre pienso en algo. Incluso mientras duermo, a veces pienso en cómo hacer algo que había dejado a medio hacer o cosas por el estilo.

Cuando paseo al perro suelo pensar tb bastante. Desconecto de lo que haya mi alrededor y mi cerebro se pone a funcionar al margen.

Y en los autobuses lo que suelo hacer es observar a la gente, e incluso cotillear alguna conversación, jejje.