14 enero 2007

Ésta es mi historia

Mi nombre es Bos Taurus y desde pequeño he deseado convertirme en un gran toro como mi padre, ya que es símbolo de fuerza y bravura. Me preguntaba cuándo llegaría el día en el que me sacarían de la manada, igual que hicieron con él y con otros parientes míos. Seguramente ese hombre que nos alimenta le vería lo suficientemente corpulento como para decidir que ya podía vivir en libertad, o eso es lo que yo pensaba. Por tanto, deseaba que llegara ese día en el que abandonaría la manada para ser libre y buscar una bonita vaca con la que formar una familia.



Hace una semana recibí una postal de mi tío Matt El Viajero, al que tanto adoro. Un día saltó el cerco que nos rodea y decidió salir al mundo exterior por su cuenta, sin esperar a que llegara su momento. Por eso las malas lenguas le tachan de loco, pero yo le admiro.

En su carta me advertía sobre los peligros que me esperarían en el mundo exterior, contándome ciertos casos que había visto con sus propios ojos... Me contó que allí fuera, el hombre parecía divertirse torturándonos, cosa que me asustó bastante.

Unas veces nos encendían unas antorchas de fuego en los cuernos. Debe ser algo horroroso tener esa luz encima de ti y que no te deja ver, pero todavía peor será notar ese calor angustioso y como caen las chispas del fuego quemándote en la piel. Te enfadas de tal manera que persigues a todos los humanos para que apaguen ese fuego, sin embargo, la única respuesta que obtienes son burlas... Otras veces nos hacen caer al mar...

Lo que me produjo un tremendo escalofrío fue leer algo que me escribió mi tío Matt sobre las tradiciones de ciertos pueblos, como la de Tordesillas. Allí, sueltan a un compañero nuestro, al que persiguen tirándole lanzas como si se tratara de hombres prehistóricos buscando alimento, para después arrancarle su símbolo de mayor "virilidad": ¡sus testículos! ¿Cómo pueden hacernos esto?

¿No es suficiente tortura tener que aguantar las burlas como para que nos arranquen los genitales? ¿Qué pasa, que así el hombre se siente más fuerte, cortándole los huevos a un animal cuya fuerza es superior? Me gustaría tener cara a cara a uno de estos hombres, sin herramientas de esas que fabrican para hacernos daño, a ver quién puede con quién.

... Últimamente mi cuidador se encontraba más amable de lo normal. Me daba más comida, me limpiaba más a menudo, incluso un día le dio por pesarme y medir mi cuerpo (tal vez me quería regalar un bonito traje). Pensé que tal vez lo que decía mi tío Matt El Viajero no era cierto. Mi amo parecía quererme.

Hoy ha sido el día en el que me han sacado de aquí, para llevarme a un lugar totalmente desconocido para mí, mucho más pequeño, cerrado por paredes y asfixiante. Más tarde, me abrieron una puerta, y corrí hacia fuera, deseando salir de ese nauseabundo lugar. Cuál fue mi asombro cuando ví ante mí a un hombre vestido de una forma bastante extraña y ridícula, y mucha gente sentada en los alrededores. Era el único de mi especie allí.

Aquel hombre al que llamaban “torero”, me tentó con una capa roja (color que me irrita muchísimo) y me avalancé sobre él; sin embargo, me consiguió esquivar... y así unas cuantas veces más. Cuando ya empezaba a notar mi cansancio, el torero sacó una banderilla y cuando menos lo esperaba, me la clavó en el lomo. Sentí todo ese dolor punzante, que se clavó en mis tejidos más externos... Fue entonces cuando comprendí que aquello que decía mi tío era verdad.

El hombre siguió provocándome, y yo corría hacia él intentándole cornear, pero él era más rápido que yo. Me clavó otra banderilla. Noté de nuevo esa sensación intensa de dolor, como si se tratara de largas agujas que se clavan por todo tu cuerpo y no puedes sacar. Esta vez me habían dado en un lugar que realmente me dolía. Traté de soportarlo y atacar de nuevo.

No sé cuántas veces más, ni cuantas banderillas más atravesaron gran parte de mi cuerpo. Mis fuerzas comenzaban a desvalecerse, mi boca se llenó de sangre que trataba de escupir, comencé a temer por mi vida, la sensación en mi interior era muy extraña. Caí en el suelo mientras el hombre se pavoneaba... Pero conseguí volverme a levantar.

De repente, el torero me clavó un estoque (una especie de espada). Sé que trató de clavármelo entre los omoplatos, intentando llegar a mi corazón debilitado, para así atravesarlo y acabar conmigo. No pudo, su torpeza no le dejó darme en el lugar idóneo.

Mis ojos se tiñeron de sangre, al igual que gran parte de mi piel. Agonizaba; notaba como me quedaba un pequeño hilo de vida. Ojalá me hubiera atravesado directamente el corazón, al menos mi sufrimiento se habría acabado, me había cansado de luchar. El resto de la gente aplaudía mi caída, contenta. Es algo que jamás podré entender: la diversión de ver a un animal morir de esa manera tan sangrienta.

Como aquel torpe hombre no conseguía clavarme el estoque en ese lugar, decidió tomar un estoque distinto, clavándomelo en la espalda, con el fin de cortarme la médula espinal. Lo consiguió.

Me encontraba allí tirado, sin apenas poder moverme, escuchando tan solo gritos y aplausos. Todo iba a acabar ya, así que me dije... tranquilo, cierra los ojos y no vuelvas a despertar en este mundo cruel.

5 comentarios:

Chú dijo...

Siempre repetiré...

LA TORTURA NO ES CULTURA



;*

Skelv dijo...

A mi me repatea que la gente hable de que "es una tradicion"... hola? acaso que sea una tradicion significa que sea bueno? quizas sea lo contrario, ya que es obvio que en el pasado eramos muy bestias, por lo que las tradiciones suelen ser bastante idem

En fin, el garrote vil tambien es una tradicion made in spain. La reinstauramos?;)

vitaka dijo...

Decías que no iba a leer este post? venga, va!
Por suerte cada vez va menos gente a las masacres, digo corridas, de toros. Y la mayoría son viejos, así que cuando nos vayamos a dar cuenta esta tortura desaparecerá. Lo que más me jode de todo es que luego a los toreros se les trata como a héroes, y siempre los están alabando en la tele, puag!
Y lo de la tradición, como bien dice skelv, es que me parece una justificación sin pies ni cabeza. tanto les cuesta reconocer que son unos sádicos?? Yo, por mi parte, prefiero ver "Alucarda", que la sangre es de broma y te ríes un montón xD

Bocaseca woman dijo...

Vitaka!!! Acuérdate que la peli de Alucarda no la podéis ver sin mí xDD

LoKiTa dijo...

Diox noe, vaya relato q tas marcao, casi lloro y todo.....

siempre me considerado uan eprosna antitaurina, de exo fue a una manifestacion en bilbao (y me llamo muxo al atencion los carteles que habia en estacioens de emtro cn un toro dibujado tirado en el suelo q ponoa "NO ESTA DORMIDO, ESTA MUERTO"), y realmnt em dan asko lso toreros y el maltrato aninmal q provocan.

tu relato es muy bonito, xo te dire algo mas, alos toros, les untan las pezuñas cn uan grasa q les arde, igual q lso ojos, para q se muevan mas x el ruedo y parezcan mas bravos,... realmente noe s querain atacar.
Y por ultimo te dire, que la mayoria de los toros no mueren debido a una estaca en el coraqzon o en la medula espinal, sino que se ahogan con su propia sangre, x ello les clavan en la medula espinal o en el corazon "xa q temrine su agonia"
xo q hijos de ptua jdoer!!!!!! xa q temrine? q no la empeicen!!!!!!

NO ALAS CORRIDAS DE TODOS