28 mayo 2010

Se me amontona la faena

Estaba yo pensando, en que no había escrito desde antes de irme a Valencia, y lo mismo algún fan incondicional de este blog (cof, cof) estaría preocupado por si me habían raptado.

El viaje en sí estuvo muy bien, en el sentido de que aprendí un montón de cosas y ahora tengo más claro lo que quiero (y no quiero) hacer, y también tuve algo de tiempo libre. Además, disfruté de mi habitación de 5 estrellas, con una cama de 1,80 x 2 metros para mí sola (al menos durante las dos primeras noches), mi aseo hiperpijo de la muerte donde no había escobilla del WC (la jet set por lo visto no gasta de esas cosas) pero sí un teléfono por si se te acababa el papel o atascabas el váter, mi sillón relax y demás accesorios.





Eso sí, yo me fui confiada en que al ser un hotel de esa categoría tendría cosas básicas como cepillo y pasta de dientes (oye, a los hoteles/hostales a los que he ido me han puesto, y de todas formas, siempre me los había llevado). Menos mal que me llevé un cepillo de viaje y una muestrecilla de pasta, por lo menos para sobrevivir el primer día, hasta que encontré un consum... porque ahí nada. Miedo me daba pedir algo, si un quinto de cerveza ya valía 6 euros. Además, lo hubieran cargado en la cuenta del señor que me pagó la estancia xD

El Congreso estuvo bastante bien, no es como esas veces que tienes que ir a uno de estos de la Universidad que son un rollo para que te den créditos. En este aprendí, y disfruté. También aprendí que es peor escuchar la charla traducida que en inglés, a la par que gracioso. Además, te daban almuerzo, café, comida... Incluso podía coger algunos libros que me van a ser provechosos de forma gratuita (y bolis, y libretas...). Hasta me han dado un gel por si tuviera escozor donde yo me sé, qué cosas >_<


Tuve la suerte de que una amiga tenía una entrevista de trabajo y vino a hacerme compañía (o acoplarse a mi pija-habitación, porque si hubiera estado en un albergue seguro que no hubiera venido xD). Así que cuando acababa el congreso nos íbamos junto a otro amigo que tenemos en Valencia a cenar de tapas o lo que surgiera y después por ahí. Por cierto, si alguna vez vais a Valencia, no volváis sin ir al
Bar Los Montaditos Gratis. Qué cosa más rica y barata.

Por lo demás, no hice contactos, si alguno/a se lo estaba preguntando. Únicamente conocí a ginecólogos/as, casi todos del hospital de Alicante. Por cierto, la distribuidora de fármacos que nos pagó la estancia y la inscripción, también nos invitó a comer (mejor dicho, sus representantes) a un restaurante donde prefiero no pensar a cuánto salíamos por cabeza. Ah, y no fui a la cena de gala, porque hubiese ido sola (qué triste verdad). Preferí irme a comer montaditos felizmente.


Y ahí queda la cosa... se me olvidaba, tengo la satisfacción de ver mis dos posters publicados en la Revista Iberoamericana de Fertilidad, junto a otros 250, pero oye, qué bonitos son.


Ahora estoy con un agobio de muerte porque tengo 3 exámenes. Eso sí, acabo la semana que viene, así que a ver si tengo un hueco y puedo seguir contando sobre mi viaje a la Reunión, que ya no me acuerdo ni de qué hice cada día xD

4 comentarios:

Chú dijo...

Que guay

enhorabuena por todo

Por cierto, ese bar fue el primero al que fui cuando creía qu eme iba a vivir a Vlc xD

:*

Chasky dijo...

Ya escribí yo hace bastante tiempo sobre las escobillas del váter en los hoteles y la verdad es que no hay explicación convincente por la cual cuanto más pijo es el hotel menor es la probabilidad de encontrar una escobilla en él.

LinKgirl dijo...

que xulo!!!juper yo kierooooo

Kimaera dijo...

Waaaw!Que cama mas enooooorme!!
(hablo desde un trauma que tengo,que mi cama es la más pequeña de mi casa :[)
Pues mira,no sabía eso de las escobillas xDDD

Me alegro mucho de que fuera bien!
:D

Besitooos!
(yo tb estoy agobiadaaaaa,es el primer día que no miro solo el campus virtual y el correo desde hace muuucho!)