06 febrero 2008

Frikipost

Aviso: Para el que no esté muy familiarizado con ciencias, lo siento, pero no va a entender nada.


La música de sus auriculares superaba el umbral de disconfort, dañándose sus esterocilios y provocándole una sordera a la larga. También estaba expuesto a una temperatura fría extrema, y como consecuencia, comenzó a producir glicerol. Tales fueron los niveles alcanzados que se emborrachó. Su área motora suplementaria ensayaba movimientos, que consiguiera realizarlos con precisión ya era otra cosa. Los efectos inhibitorios del alcohol sobre el cerebelo provocaron una dismetría en estos movimientos, cayendo al final al suelo y cambiando los estatocistos de posición dentro de la endolinfa.


Al caer al suelo, en sus nociceptores se dio un potencial de acción y a causa de la caída se hizo una pupa obteca. Bajó la temperatura y aumentaron los niveles de la protoracico trofina, y con ellos los niveles de ecdisona, y la hormona de eclosión aunque bajaran los de la hormona juvenil, por lo que se transformó en un lepidóptero, que con su espiritrompa trató de recoger la sangre. Tuvo que llegar un díptero con su aparato bucal chupador y su probóscide para poderse alimentar. Por el aporte de azúcares, se produjo una hiperglucemia en su hemolinfa. En respuesta a ello actuó la insulina, que produjo, entre otras cosas, un depósito de grasas.


El aumento de las reservas energéticas era parte de un comportamiento migratorio específico, pero el díptero no encontró otros individuos en la población con los que emigrar, así que decidió desplazarse cómodamente por foresia sobre Polistes gallicus.


P. gallicus decidió polinizar algunas flores del jardín, no sin antes encontrarse en su camino a Austrapotamobius pallipes lusitanicus, al que saludó con mucho gusto. Siguió y se posó sobre unas flores de color blanco con genotipo wwDD y después sobre otras flores blancas de genotipo WWdd. Como consecuencia de la polinización, surgió un nuevo individuo de color púrpura con genotipo WwDd, que por autocruzamiento dió una segregación fenotípica 9:7, ¡¡nooo, epistasia doble recesiva!!


Cerca de ese jardín había una pareja: el hombre con inversión en el cromosoma 6 y la mujer normal. Se escondieron detrás del seto, sobre un mollisol que además contenía un horizonte argílico y bajo un régimen de humedad údico, con lombrices que excavaban y favorecían la estructura del mismo. ¿Cuál era la probabilidad de tener un hijo sano? Era la mitad, pero el hombre dio un gameto con deleción y duplicación, así que no pudo ser. Deprimido por su semiesterilidad, comenzó a comer pteridófitos, rompiendo el indusio de los mismos e ingeriendo los soros, lo que favoreció su dispersión por zoofagia. Se encontró unos auriculares... y la historia volvió a empezar.


Aviso: El que sepa algo de biología, sabrá que hay muchas cosas sin sentido... Es normal, pero necesitaba continuar la historia xD


P.D: Esto es lo que se arrastra con 6 exámenes, y aún queda uno, diox, ¡que acabe ya!
>_<

6 comentarios:

Tréveron dijo...

no se si deberia matarte por haber hecho esto o suicidarme por haberlo entendido...

Anónimo dijo...

Me alegro de ver que ya vuelves a escribir, pero ufff que mal te sientan los exámenes....

A ver si hay suerte con el último y se termina bien la cosa.

P.D. ( umm como te vea alguien de artrópodos... polistes... ^^ )

Lunnaris dijo...

jajajaajaj estas loca!!!! Veo que MI jose ramon t ha calado hondo^^

Bocaseca woman dijo...

Qué mal que está aquí la gente... MI en mayúsculas xD

Hondo no, hondísimo ¬¬

Anónimo no sé quién es >_<

Anónimo dijo...

Pienso k los examenes nos han trastornado a todos, pero especialmente a los biólogos nos está degradando el cerebro con el paso del tiempo.

Franky Molotov dijo...

Jajajaja